jueves, julio 18, 2024
spot_img

Petroleros podrían ir al paro por Ganancias y aumento salarial

En la asamblea realizada en Añelo Rucci afirmó que hay trabajadores del sector que están por debajo de la línea de la pobreza

spot_img
spot_img

Tras una asamblea en Añelo que paralizó parcialmente la actividad en Vaca Muerta, el Sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa amenazó con ir al paro la semana que viene. Reclaman por el impuesto a las ganancias y los salarios del sector. “Hemos apelado a la buena voluntad y siempre de frente, pero nos hemos encontrado con algunas cosas que no nos gustan.

Llega un punto en que el hilo se termina cortando. Hemos sido prolijos y hemos dado los argumentos necesarios, pero las respuestas no están. Si la solución a esto es mediante medidas de fuerza y tener que romper la mesa de negociaciones porque no hay un criterio para poder resolver, tendrá que ser así”, dijo hoy el secretario general del gremio, Marcelo Rucci.

Y añadió: “Los diputados se tienen que dejar de joder y empezar a mirar un poco que las necesidades de los trabajadores son las necesidades del pueblo. Y ellos representan a los pueblos”.Además de rechazar la restitución de la cuarta categoría del impuesto a las ganancias, los petroleros pidieron que se regularice la situación de los trabajadores de la industria que perciben sueldos por debajo de la canasta básica.

La multitudinaria asamblea se realizó este jueves en la Gerencia No Convencionales de YPF, en la localidad neuquina de Añelo. “Hace años nosotros teníamos el compensatorio para los compañeros que no generan horas extras, pero nunca lo pagaron. Entonces dijimos ‘vamos a regular esto, vamos a poner la letra clara, blanco sobre negro’. El trabajador tiene que cobrar tanta guita como mínimo para no caer por debajo de la línea pobreza”, advirtió Rucci, tras la reunión con las cámaras empresariales.

Y cuestionó: “Trajeron lo mismo que habíamos hablado hace un año y medio, lo mismo que hablamos hace cuatro meses, lo mismo que hablamos hace dos meses, y lo mismo que hablamos la semana pasada cuando fuimos a paritarias. Entonces, ¿tenemos cara de boludos?”.

El dirigente también comparó la industria argentina con lo que ocurre en la Cuenca Permian de Estados Unidos, la principal región de shale del mundo. “Nuestra mano de obra es de primera, pero la paga es de cuarta. Un trabajador en Permian inicial cobra 35.000 dólares anuales, nosotros no llegamos a 20. Nosotros pagamos los impuestos de ellos, que no se animan a ir a plantarse al gobierno y decirle ‘no me saqués el 35 en Ganancias, dejame el 25 como lo hacen en Estados Unidos”, indicó Rucci.

Si bien el Senado rechazó este jueves la restitución de la cuarta categoría del impuesto a las ganancias, la Cámara de Diputados podría insistir con la versión original. La alícuota mínima que propone es del 5% sobre la ganancia neta y se incrementa hasta el 35% de acuerdo al nivel de ingresos.

Rucci agregó que hay trabajadores, como los que se desempeñan en refinería, que están por debajo de la línea de pobreza. “Un petrolero está por debajo de la línea de la pobreza. Por las buenas o las malas, lo vamos a arreglar. No va a existir un petrolero que tenga que pasar ese tipo de necesidades. Los responsables son ellos. Ellos van a tener que arreglar este quilombo. Y espero que lo arreglemos en esta semana. Porque si no, la próxima semana estamos de paro”, sentenció.

El gremialista afirmó que se vienen momentos difíciles: “Hagamos valer este sacrificio. Este sueño argentino fue gracias a los trabajadores petroleros. El esfuerzo de dejar a la familia se tiene que recompensar, no sólo con un salario, con el reconocimiento al trabajador. Todo lo que se hace acá, lo hacen ustedes. Todos son engranajes importantes en la industria, el que perfora, el que cocina o el que está en un equipo”, dijo Rucci.

Y cerró: “La ley de hidrocarburos es a medida de la industria. Y la Ley Bases, a medida de las corporaciones. Y cuando se habla de récords, nunca se habla del esfuerzo de los trabajadores y, si los pueden tener de esclavos, mejor. No quiero que esta sea una asamblea más, quiero que entiendan por qué estamos acá y qué estamos defendiendo. Nos estamos refugiando en el gremio, porque el gremio somos todos nosotros y nos están metiendo la mano en el bolsillo”.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img